Loading Content..
Huerta de Semonia

Category: BLOG, Huerta de Semonia

10 verduras que necesita tu cuerpo en invierno

En invierno, los resfriados y la gripe hacen acto de presencia con mayor frecuencia de lo deseable. Por ello, conviene reforzar nuestras defensas con alimentos naturales que ayuden a prevenir y combatir los problemas respiratorios típicos de los meses de frío. Una dieta que incluya las verduras que ofrece la huerta de invierno es una aliada perfecta para nuestra salud.

Toma nota de 10 verduras que en invierno ofrece la Huerta de Semonia y que te ayudarán a cuidarte durante esta época del año:

1.     Espinacas:

Verduras para el invierno

La llaman “el oro verde” y no le faltan motivos.  Es una excelente fuente natural de vitaminas y minerales. Son ricas en calcio, hierro, magnesio, potasio y sodio. Entre otras bondades, protegen el cerebro, ayudan a prevenir la aparición de úlceras, fortalecen los huesos, regulan la presión arterial y mejoran la salud de los ojos. Puede consumirse cruda, en ensalada, o cocinada, de ingrediente principal, como guarnición e incluso como relleno.

2.     Borraja:

Verduras para el invierno

Una verdura de sobra conocida para los aragoneses y uno de los platos que no pueden faltar en nuestra mesa de invierno. Es rica en vitaminas y minerales y entre sus bondades para la salud, se encuentran sus propiedades diuréticas y su contenido en ácidos grasos beneficiosos para la salud de la piel. Ideal para consumirse hervidas con patatas. Un plato sencillo, rico y ¡sanísimo!

3.     Acelga:

Verduras para el invierno

Aporta a nuestro cuerpo muy pocas calorías y por eso es una habitual en dietas de adelgazamiento. Sus beneficios para la salud son numerosos.  Ayudan, por ejemplo, a combatir el estreñimiento y a depurar nuestros riñones. Consumirlas frescas, en ensaladas, nos permitirá aprovechar al máximo todas sus propiedades nutricionales. Aunque no lo creas, tienen más hierro que las espinacas.

4.     Puerro:

Verduras para el invierno

Sabrosos y nutritivos, los puerros son un aliado perfecto en la cocina para numerosos platos. Aportan beneficios diuréticos, ayudando a combatir la retención de líquidos. Son, además, un arma contra el estreñimiento y tienen propiedades antibacterianas, aunque no son tan potentes en este sentido como el ajo. Podemos prepararlos de múltiples formas, en recetas con otras verduras, al vapor o en caldos.

5.     Calabaza:

Verduras para el invierno

Aportan un alto contenido de potasio, además de la evidente vitamina C que desvela su atractivo color naranja. Son buenas para el corazón, los ojos y la salud de la piel. Generalmente, se consume cocida y es una sabia elección para nuestra dieta de invierno.

6.     Brócoli:

Verduras para el invierno

Una verdura con alto poder antioxidante. Su valor calórico es muy bajo. De su contenido mineral sobresale el potasio y cuenta con cantidades significativas de calcio, magnesio, zinc, yodo y hierro. Tiene efecto protector sobre el corazón y los huesos. Además, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, entre otros beneficios. La mejor forma de consumirlo es crudo, en ensaladas, o cocido al vapor.

7.     Coliflor:

Verduras para el invierno

Rica en agua y con bajo aporte calórico. Se la considera una buena fuente de fibra, así como de vitaminas y minerales. Ayuda a evitar el estreñimiento y mantiene nuestro sistema digestivo saludable. Presenta propiedades antioxidantes que ayudan a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Es un alimento muy versátil que puede prepararse cocido, gratinado, salteado o en forma de crema.

8.     Coles de Bruselas:

Verduras para el invierno

Esta verdura presenta un sabor pronunciado no apto para algunos paladares pero su consumo aporta diferentes beneficios para la salud que no se pueden obviar. Destacan por su alto contenido en vitamina C, lo cual ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico. También contribuyen a prevenir o mejorar el estreñimiento debido a su contenido en fibra. Se consumen cocidas, guisadas o en menestra.

9.     Kale:

Verduras para el invierno

Esta verdura de la amplísima familia de las coles es considerada un “superalimento” con múltiples beneficios para nuestra salud. Es una buena fuente de calcio, hierro y vitaminas y aporta muy pocas calorías. Presenta propiedades antioxidantes y ayuda a cuidar la salud de nuestros ojos y de nuestro sistema cardiovascular. Hasta hace pocos años, era una desconocida para muchos pero poco a poco ha ido introduciéndose en la dieta. Se puede tomar cruda, en ensaladas, y cocinada como cualquier otra verdura de hoja.

10. Col rizada:

Verduras para el invierno

También conocida como col de Milán o col de Saboya, esta hortaliza tiene la superficie de las hojas rugosa y rizada. Como todas las verduras que presentan la hoja verde, es un alimento rico en vitamina C, nutriente que ayuda a luchar contra los catarros. También es una buena fuente de minerales como el potasio o el calcio. Puede consumirse cruda, agregarla a un batido o a sopas, saltearla con otras verduras o cocinarla al vapor, entre otras opciones de preparación.

En Semonia, la tienda de productos ecológicos y de proximidad de Atades Huesca, es posible comprobar en primera persona las bondades y excelencias de todos estos alimentos. Acércate y ¡prepárate para decirle adiós a los resfriados!

    Leave Your Comment Here

    Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies