Loading Content..

Category: BLOG

¿Sabemos los que comemos?

Parece que cada vez somos más los que nos preocupamos por conocer lo que comemos. De hecho, en los últimos tres años ha aumentado un 40% la demanda de productos ecológicos en nuestro país.

Hoy se celebra el Día Mundial de la Alimentación bajo el lema “Un mundo #hambrecero para 2030 es posible”. En Semonia estamos comprometidos con la agricultura ecológica de proximidad que favorece la sostenibilidad del planeta.

Fomentar un consumo responsable es tarea de todos. Y es que está en nuestra mano colaborar para que el reto de poder alimentar a todo el planeta sea una realidad.

En Semonia, vendemos productos que cuentan con la certificación máxima de agricultura ecológica. Productos que tienen un impacto positivo en nuestro entorno, tanto a nivel medioambiental como social.

Asegurarnos de que los productos que compramos son ecológicos no siempre es fácil. Por eso, queremos darte algunos consejos sobre etiquetado y características de los alimentos para llenar tu cesta de la compra de una forma saludable y responsable.

Mirar las etiquetas no lleva mucho tiempo

  • Etiquetas BIO/ECO: Cada vez se ven en más productos pero eso no garantiza que, de verdad, sean ecológicos. Cuando leas la letra pequeña de la etiquetas, asegúrate de que no contienen aditivos (E-210, E-212…). Si los tiene, ese producto es de todo menos ecológico.
  • Azúcar: Nos hemos acostumbrados a ver en las estanterías carteles que nos dicen que un producto es dietético. Pero eso no significa que sea saludable. Es más sano comer un yogur con una pizca de panela a comer uno, por ejemplo, al que han añadido productos químicos para conseguir un dulzor similar al del azúcar.
  • Procesados: La industria investiga cómo comercializar comida pre-cocinada que realmente sea saludable. Pero, aún así, los procesados siguen sin ser 100% sanos. ¿Te apetece una ensalada? Mucho mejor prepararla en casa que comprar una ya preparada. Y es que, para que se conserven estos productos, usan aditivos que reducen mucho sus características saludables.
  • Huevos: No te guíes por lo que aparece en el exterior del cartón con frases como “gallinas criadas en el suelo”.  Esto no asegura que las gallinas tengan esapcoi suficiente para moverse ni que los huevos sean ecológicos. Lo único fiable es comprobar la numeración del huevo: si empieza con 0 son huevos ecológicos de gallinas criadas al aire libre y, además, alimentadas con productos ecológicos.
  • Certificados:  Si un producto es ecológicos, aparecerá en su envase una etiqueta de certificado español o europeo. Es fácil de identificar y así, te aseguras que sus riesgos medioambientales se han minimizado al máximo.

Como ves, la seguridad alimentaria, en la que tanto se trabaja en las últimas décadas, aún no es sinónimo de calidad nutricional.

En Semonia, estamos adheridos a a la campaña Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU con retos fijados por Naciones Unidas para 2030 que consiga un mundo más justo y sostenible.

Pasa por la tienda y descubre todos los productos ecológicos y de proximidad.

Igual las verduras no son brillantes y de formas perfectas, pero están deliciosas. ¡Y son sanísimas!

 

    Leave Your Comment Here

    Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies