Loading Content..

CATEGORIA: BLOG

Cómo elaborar tu propia horchata ecológica

En verano, toma horchata ecológica, la más sana y natural
La horchata es una de las bebidas más conocidas del verano. Su color blanquecino y sabor a chufa refrescan el paladar de niños y adultos. Esta bebida típica de la Comunidad Valenciana nos aporta muchos beneficios para nuestra salud:

• Nos hidrata.

• Es ideal para solucionar problemas digestivos al ser rica en fibra (33%) y en enzimas (lipasa, catalasa y amilasa).

• Aporta energía y vitalidad. Se recomienda a personas con anemia, niños, deportistas, ancianos, etc. Personas que necesiten un extra de energía.• Da nutrientes extra a nuestro organismo. Entre ellos, minerales como el magnesio, el calcio, el fósforo o el hierro, y vitaminas C y E (antioxidantes).

• Es rica en ácidos grasos omega 9, por lo tanto, mejora la salud cardiovascular y ayuda a reducir el colesterol.
Así pues, la horchata es una bebida muy saludable y refrescante pero hay que tener en cuenta que es importante elegir una horchata con pocos aditivos y lo más natural posible.
El problema principal de la horchata es que, al mezclar la chufa con el agua, la mezcla aguanta mal el paso del tiempo; por lo que la mayoría de horchatas industriales suelen añadir una sustancia emulsionante para lograr una mezcla estable entre el agua y el producto graso (la chufa). Por este motivo, solemos encontrar aditivos y otros azúcares que podemos evitar si la elaboramos en casa.
Realizarla en casa es muy sencillo. A continuación, te explicamos cómo elaborar la horchata ecológica, ya que cuanto más natural, mejor para nuestra salud:

 

Ingredientes para un litro de horchata ecológica
• 1 litro de agua muy fría.

• 250 gramos de chufas ecológicas.

• 125 gramos de azúcar de caña.

 

Elaboración
1. Lavar las chufas ecológicas y ponerlas a remojo en un bol o táper. Guardarlo en la nevera durante 48 horas. Cambiar el agua tres veces al día (mañana, tarde y noche).

2. Colocar las chufas en el vaso de la batidora o en un bol, con un poco de agua y batir poco a poco. Las chufas irán soltando su propio jugo blanquecino, similar a la leche. Cuando veamos que no queda más, parar.

3. Pasarlo por un pasapurés para eliminar grumos y restos. Luego, verterlo en un recipiente grande.

4. Añadir poco a poco el azúcar de caña junto con el resto del agua que nos falta hasta completar el litro del cual hablamos en la receta.

5. Remover bien, a mano o con una batidora de varillas.

6. Tapar y dejar la horchata en la nevera durante 2 horas (mínimo).
Puedes servirla con un poco de canela o poniendo una rodaja de limón en el borde del vaso. Sirve la horchata bien fresquita y disfruta de esta bebida tan sana y refrescante. Si eres una persona práctica y prefieres comprarla hecha, pero con todas las garantías de estar tomando una buena horchata ecológica, te recomendamos la horchata de Amandín, perfecta para los que cuidan su alimentación y para las personas que  sufren algún tipo de alergia o intolerancia alimentaria, ya que no contiene lactosa, ni gluten ni aromas de ningún tipo.

Apuesta por tu salud, apuesta por la horchata ecológica.

    Deja tu comentario aquí

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

    Aviso de cookies